¡CUIDAMOS DE TI Y DE LOS QUE AMAS!

Este trastorno afecta, mayormente, a mujeres entre 15 y 44 años. A pesar de que todavía no existe cura, hay tratamientos que lo controlan. 

Por: Estefanía Pardo Donado

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) es un problema de salud frecuente que afecta a las mujeres y del que muy poco se habla. Este trastorno es causado por un desequilibrio en las hormonas reproductivas que también afecta a los ovarios (glándulas encargadas de producir los óvulos que se desprenden durante el ciclo menstrual). 

Por ende, si una mujer sufre de este trastorno, podrá padecer de amenorrea (ausencia de la menstruación) o de períodos menstruales irregulares, según información de la Oficina para la Salud de la Mujer de Estados Unidos. 

Según esta Oficina, entre el 5 y el 10 % de las mujeres de 15 a 44 años, o en edad fértil, tienen este trastorno. Además, estudios recientes han demostrado que también puede presentarse en aquellas que todavía están en el periodo previo a la pubertad. 

Una investigación sobre este síndrome realizada por los doctores Teresa Sir, Jessica Preisler y Amiram Magendzo identificó que este trastorno se considera en la actualidad como una “patología familiar” que “puede tener implicaciones a nivel reproductivo, metabólico, cardiovascular y psicosocial”. 

Cómo afecta al cuerpo femenino

El SOP genera la presencia de múltiples quistes en los ovarios y cambios físicos como obesidad, acné y crecimiento excesivo de vello en el rostro, la barbilla o partes del cuerpo donde normalmente se presentan en los hombres. También puede causar dismenorrea (períodos dolorosos), resistencia insulínica (se presenta entre el 60 y 80 % de las mujeres)  e infertilidad.

Desde Cajacopi EPS profesionales de salud explicaron que “la infertilidad afecta a un importante porcentaje de mujeres con síndrome de ovario poliquístico. Debido a la fisiopatología del síndrome hay que tener en cuenta que no solo la alteración en la ovulación es la única que condiciona la dificultad para la concepción y el desarrollo normal del embarazo, sino que también las alteraciones endometriales, la insulinorresistencia y la hiperinsulinemia pueden dificultar la ovulación, la implantación y el desarrollo del embarazo durante el primer trimestre ya que existe una alta tasa de abortos antes de la semana 12 de gestación entre esta población”. 

Todavía no hay cura 

Hasta el momento no existe cura para este síndrome. Sin embargo, de acuerdo con los especialistas, hay medicamentos, por ejemplo: para regular la menstruación, y cambios de hábitos que mejorará la calidad de vida de aquellas que lo padezcan. El autocuidado y los chequeos constantes son vitales. 

Los expertos recomiendan que, una vez la mujer sea diagnosticada con el síndrome de ovarios poliquísticos, se debe “acatar las recomendaciones médicas” y si le recetan medicamentos “tomarlos de la manera indicada”. Además, será necesario llevar una alimentación saludable y ejercitarse.

Tags: , , ,